Artículo para la revista KEMET (Berlín)

El siguiente artículo fue publicado en esta prestigiosa revista alemana de divulgación cientifica sobre Egipto.

 

Su Redactora, Gabriele Höber-Kamel, y su Director Adel Kamel, se interesaron en la serie pictorica que había realizado sobre Egipto.

 

A pesar de no ser una publicación que normalmente incluya pinturas de artistas sobre el tema, se me dió plena libertad de escribir un artículo sobre mi trabajo, mi relación artística sobre Egipto y el lazo emotivo que le dio vida.

En honor a los antiguos egipcios
La obra del artista argentino Daniel Estebe

 

El hombre siempre ha necesitado expresarse.
Organizados y en grupos han dado origen a las diferentes culturas, algunas de ellas realmente increíbles.
Pasmado frente a la grandeza de la tierra en la que vivía y encontrándose siempre bajo los cielos, sintió la divinidad que lo rodeaba y se hizo preguntas que no pudo responder, creó complejos rituales, contruyó templos colosales para sus dioses y comenzó a hablarle al cielo.
Soy un hombre moderno pero no hay nada que me aparte de ser similar a los hombres de la antiguedad, tengo también la necesidad de expresarme, siento la divinidad que me rodea y me hago preguntas que no puedo responder.
Desde que era niño siempre estuve interesado en las piedras antiguas.
En una oportunidad un libro de arquelogía conmocionó mi cabeza y tocó mi corazón...y me enamoré de Egipto.
La bibliografía que podía manejar entonces era escasa, sólo tenía doce años!!
Como adulto Egipto se había convertido en parte de mí. Deseaba con tanta fuerza poder ir allí que a veces sentia dolor.
Yo había leído un libro de la vida de la egiptóloga británica Dorothy Eady ( conocida como Omm Seti ) y su inmensa pasión que la llevó a vivir, trabajar y morir en Egipto.
Sólo tenía una obseción: Ir ahí !! , "Regresar a casa", como Dotothy solía decir.
Luego de veinte años de soñar con esto, finalmente, fui capáz de realizarlo en 1993.
Justo un año antes yo había pintado "Abu Simbel", mi primer trabajo sobre Egipto. Recuerdo haber bajado del avion en el aeropuerto de El Cairo , caminar unos pasos y arrodillarme para besar el suelo, que era emocionalmente sagrado para mi; robándole las palabras a Dorothy, otra vez, con lágrimas en los ojos dije: " Madre, e vuelto a casa".
Este viaje fue la experiencia más intensa que habia vivido hasta esa fecha, y eso completó y apaciguó mi espíritu como si fuera la pieza faltante de un misterioso y fascinante rompecabezas.
Amo esa tierra a la cual proclamo como propia desde el fondo de mi alma.
El pueblo egipcio me transmite familiaridad, confianza, es muy placentero estar entre ellos.
Mis cuadros sobre Egipto fueron como una urgencia espiritual... un compromiso... "Tengo que hacerlo".
Las voces del pasado vibran entre las rocas y susurran en los oídos de aquellos que abren sus corazones para escuchar.
Muchas veces, cuando comienzo a pintar, sintiéndome seguro que ya he definido desde el principio cada componente de la obra , descubro que la pintura comienza a completarse a si misma. Aparece una imágen que parece no tener significado evidente, que quizas termine siendo el símbolo central, el corazón de la obra.
Egipto siempre ha sido fuente de inspiración para artistas. Entre mis favoritos quisiera mencionar a David Roberts, que en su trabajo retrata tanto templos como la vida cotidiana de los habitantes.
Mi trabajo está dirigido mas hacia lo misterioso, a lo cual me acerco con mi corazón más que con mi intelecto.
Egipto me ha nutrido tanto que siento que es mi deber retribuirle, de alguna manera, parte de lo que me a dado.
Debemos cuidar a Egipto. Como artista espero conmover al observador, y hacer que sus emociones fluyan tan libres como las aguas del Nilo.
Tengo un proyecto -que involucra el arte- con el cual quisiera ayudar a la preservación de los monumentos egipcios. Con Dios de mi lado, su guía y ayuda, tal vez aparezca una institución que se interese en mi trabajo. Así habré cumplido mi tarea.
Por ahora, y desde mi humilde posición, tan solo espero llegar a los amantes del arte a los cuales apasione la cultura del Nilo tanto como a mi.
Es realmente reconfortante, recibir de tanto en tanto un mail en el cual me alientan a seguir pintando o me hagan saber que alguna de mis pinturas los conmovió.
Eso sólo ya le da sentido a mi trabajo.
Nunca olvido Egipto, siempre sueño con esa tierra... "... las arenas de Egipto son mi piel, y el Nilo, mi sangre..." escribí una vez.
Egipto es parte de mi. "Este humilde artista a miles de kilómetros de casa hace una reverencia ante ti. Gracias por tanto amor. Te extraño, mi amada Kemet" Así es, y así será.
 
Daniel E. Dankh

 

 

El artículo
El artículo
Mi obra en la retiración de contratapa
Mi obra en la retiración de contratapa

Agradezco a Andrés y Joaquín Hernández por recuperar la versión en castellano de mi carta.

Traduciendo el texto escrito en alemán en la revista me permitieron re-encontrarme con mis palabras y mi sentir al volcarlas al papel.

 

Curiosamente la persona que hizo el camino inverso (taducir del castellano al alemán) se apellida Hernández sin existir lazos entre ellos.

Daniel Estebe

Dankh

Villa Ballester

Buenos Aires

Argentina

 

Tel:

E-mail: artegipcio@yahoo.com.ar

Página en Artelista:

http://danieldankh.artelista.com

Facebook: Daniel E.Dankh